5 fallos que tu web corporativa no debería cometer

 

Hay quien todavía habla de diseño web, pero seamos sinceros, el diseño web ha muerto. Ya no se diseñan webs, se crean identidades. Se aplican branding mediante tipografías, colores y contenidos fotográficos en vídeo o texto. Se estudian experiencias de uso llamadas UX, que se dispersan a lo largo de interfaces de usuario llamadas UI, conectadas con funcionalidades y herramientas digitales creadas para la transformación digital.

Fallo 1. El branding y la identidad visual

Es bueno saber que el branding no es identidad visual, pero la identidad visual sí es branding. Hay que distinguir que la identidad visual o corporativa no es el logotipo, pero el logotipo sí es la identidad visual. El branding no es la identidad de marca, pero la identidad de marca sí es el branding, por lo que el branding es además el mensaje que se transmite a la audiencia sobre la empresa, los productos y los servicios que vende.

Todo lo anterior nos conduce a la conclusión de que la identidad de marca no es por lo tanto la imagen de marca, la identidad es lo que se diseña y la imagen es lo que la audiencia percibe finalmente. El branding es, en realidad, la acción de construir la imagen de marca deseada de cara a la audiencia. En definitiva, el branding no es marketing, pero el marketing es imprescindible, como un director de orquesta, para llevar a cabo el branding. Por ello, consideramos imprescindible que el desarrollo de páginas web corporativas incluya un plan de marketing que trabaje el branding acorde con la marca y el resto de canales/vías de comunicación con sus clientes.

Fallo 2. Colores adecuados en la web corporativa

Es necesario utilizar los colores definidos en la identidad de marca, tanto el color base como los colores secundarios, pues son capaces de generar las sensaciones subjetivas adecuadas en los visitantes. Los colores de la identidad de marca ayudan a difundir de manera transversal determinados aspectos de tu branding, son la primera línea de ataque.Si todavía no los has definido, ¿a qué esperas?

CTA 2

También hay que tener en cuenta otros colores comunes que actualmente están relacionados, por parte de los visitantes, con determinados tipos de acciones o posibilidades de interacción. Por ejemplo, el color naranja es muy común en botones o enlaces que incitan a la acción. Los colores rojos son utilizados para atraer la atención y para mensajes de alarma. Hay que utilizar los colores comunes sin excederse, con sutileza y en los lugares que realmente lo requieran. Obviamente, si tu identidad de marca utiliza como color base o colores secundarios los naranjas o los rojos, puedes utilizar sus colores complementarios para atraer la atención en determinados botones o llamadas a la acción

Fallo 3. La sorpresa de la tipografía en la web

Otro aspecto fundamental para comunicar correctamente los matices que construye tu branding, es la tipografía. No es lo mismo un título escrito en mayúsculas que en minúsculas, como tampoco es lo mismo utilizar tipografías a palo seco que tipografías con serifas o diseñadas de tal manera que simulen un rótulo realizado a mano. Es importante seguir las indicaciones del manual de identidad corporativa o marca que tu agencia de marketing ha preparado para tu empresa, porque la tipografía interviene también de manera determinante y transversal en la imagen de marca final que perciben los visitantes de tu sitio web corporativo.

Los botones, las llamadas a la acción, las eslóganes aspiracionales utilizados en sliders o cabeceras impactantes deberían utilizar tipografías destacables por su tamaño o por el grosor de su trazo. Ten en cuenta, además, que la serifa se asocia a lo clásico, el palo seco es moderno y otro tipo de soluciones tipográficas suelen verse contemporáneas.

elección_de_tipografía

Actualmente existen bases de datos online con buscadores, llenas de tipografías, como la veterana Creamundo o la socorrida Dafont,tanto de pago, como gratuitas o bajo licencias creative commons. Es también muy habitual que los diseñadores y desarrolladores, pensando en el entorno digital, elijan tipografías basadas en las famosas Google Fonts, ya que se pueden utilizar sin restricciones, su disponibilidad es muy alta y son fáciles de implementar mejorando la velocidad de carga de la página web y el SEO.
Antes, no se podían insertar fácilmente tipografías en las webs por lo que Google ideó un plan. Consiste en que nadie use una imagen con algo escrito para un titular de su web, ya que los motores de búsqueda tienen muchas dificultades para leer esos textos de la imagen. Como mucha gente no puede o no quiere pagar por la tipografía, se creó un hueco en el mercado que Google ha sabido ocupar. Desde el año 2010, se dedica a poner a disposición del gran público tipografías de manera gratuita. Tipografías creadas por amateurs, hasta tipografías creadas por profesionales, a los que llega a pagar cifras de hasta 4000€ y 5000€ euros.

 

Fallo 4. Malas fotografías y ausencia de vídeo

La fotografía editorial, la fotografía de producto para las tiendas online y los vídeos corporativos que se hacen virales. De eso queremos hablar en este punto, porque ¡hay que contagiar a la audiencia!

Dentro del mundo de la identidad visual, nos encontramos con dos tipos de contenido imprescindibles en tu web corporativa: la fotografía, que habitualmente puede ser fotografía editorial o fotografía de producto y el vídeo corporativo. Este último puede incluir una enorme tipología de producciones audiovisuales, distinguidas por la sutileza o no de la presentación de productos o servicios, e incluso la ausencia del producto o servicio en pos de un contenido valioso para la audiencia capaz de generar muy buena reputación.

La fotografía editorial es utilizada para sumergir al visitante de tu web en las emociones que te interesa generar en él, y siempre, no lo olvides, acordes a tu proceso de branding y a las pautas establecidas en el manual de identidad corporativa o de marca. El objetivo de la fotografía editorial es lograr que el visitante alinee tus servicios y productos con el mensaje aspiracional que emana de la fotografía editorial.

Si tu web corporativa incluye una tienda online ecommerce, la fotografía de producto es un punto muy delicado, y sería un fallo no explotar esta valiosa vía de comunicación de manera correcta. Perseguir un branding adecuado a tus objetivos comerciales supone mostrar tu producto tal y como tu quieres que se muestre. De manera activa o pasiva, con el nivel de detalle que tu decidas y con ejemplos de uso de producto, tanto en espacios controlados como un set de fotografía, como en situaciones concretas reales. No te equivoques, el objetivo de la fotografía de producto, es asemejar la visita a la tienda digital online y la experiencia de contacto entre consumidor y producto, a la visita y experiencia que podría realizarse en una tienda física, ¡e incluso a la experiencia de uso del producto una vez comprado!

Pasando ya a la imagen en movimiento, el dato más relevante es que el vídeo se ha convertido en el contenido más consumido en internet, y cuanto más corto sea, más tiempo de reproducción cualitativo acumulará. Existen infinidad de intenciones y tipos de producciones para vídeo corporativo, pero todas, están orientadas al vídeo marketing, sea tanto interno como externo en una empresa. Probablemente este artículo, deberíamos haberlo realizado en forma de vídeo de 1 minuto, sin embargo, queríamos que entendieses por qué un vídeo de esa duración puede equivaler a más de 1,8 millones de palabras.

iphoneUX

Fallo 5. Estructura visual responsive y UX

La web corporativa debe perseguir el menor número de clics posibles y la mayor brevedad alcanzable para comunicar el branding que te mereces.

Como la música, que tiene momentos de sonido y momentos de silencio, las páginas web necesitan de espacios y zonas con contenido. El ritmo visual de los diferentes elementos y cajas contenedoras a lo largo de una web, debe buscar el equilibrio en la relación de tamaño de cajas, tipografías, botones menús… La síntesis, tanto en el desarrollo visual del conjunto de la página web, como de cada elemento debe ser perseguida con ahínco. Los diferentes elementos y bloques, junto con su contenido, deben ser líquidos siempre para poder adaptarse a la infinidad de dispositivos móviles y tecnologías actuales.