Servicios de SEO Onsite y acciones en Redes Sociales, kybalion.es

Cómo se gestiona un proyecto de transformación digital

Parece que en los últimos meses no se habla de otra cosa: la transformación digital. Empresas de todos los sectores, hasta las administraciones públicas, han de ponerse manos a la obra en reformar sus sistemas de gestión y comunicación para empezar un proceso de digitalización que no va a dejar de crecer.

De momento las principales áreas susceptibles de digitalización son: el marketing, la atención al cliente, la gestión de RRHH, la comunicación interna, la relación con los proveedores, los procesos de internacionalización, la gestión de crisis, los procesos de innovación, etc. Prácticamente todas las áreas funcionales de cualquier sector.

En este artículo hablaremos de buen parte de ello y de los obstáculos que tienen algunos sectores de moda como el del Wellness y Fitness en esta área.

¿Qué obstáculos se encuentran las empresas que no están digitalizadas?

El principal obstáculo de una empresa que todavía no está inmersa en un proyecto de transformación digital son sus propios empleados y directivos. Todas las empresas y organizaciones, sean del tipo que sean, pueden hacer frente a una digitalización de sus sistemas de gestión, información y comunicación, sin excepción.

maquina-escribir

¿Cómo gestionar un proyecto de transformación digital?

El primer paso que debe realizar una empresa para gestionar un proyecto de transformación digital es coordinar el trabajo, en este sentido, del departamento de marketing y de RRHH. En el caso de que la empresa no disponga de alguno de los dos departamentos, puede externalizar el servicio para asegurarse de que el cambio se realizará con éxito.

El trabajo del departamento de Marketing y Desarrollo

La transformación digital supone, además, experimentar nuevos canales digitales de venta o comunicación con los clientes. Por lo que el trabajo del departamento de marketing y ventas es determinante. Entre sus competencias, destacamos:

  • Identificación de negocios digitales, así como productos/servicios y procesos a digitalizar.
  • Creación de una base de datos de clientes y potenciales.
  • Diseño de un Customer Journey Map.
  • Creación de los procesos de gestión de cliente, CRM.
  • Plan de marketing digital e Inbound marketing.
  • Revisión y creación de la web, blogs y canales digitales.
  • Plan  de social media y de reputación digital.
  • Definición de la estrategia de contenidos.
  • Plan de gestión multicanal.
  • Identificación de KPIs y creación de los cuadros de mando necesarios.

En ese sentido, en el caso de las empresas de wellness o fitness, la diversidad de servicios que se pueden ofrecer teniendo una página web potente son casi ilimitados:

  1. Áreas privadas para socios y empleados.
  2. Reservas de clases online.
  3. Programas de entrenamiento personalizados online.
  4. e-Commerce para clubs en los que se realice venta de material (ropa y materiales de entrenamiento, accesorios de yoga, pilates, toallas, productos de nutrición…).
  5. Blog corporativo donde desarrollar una estrategia potente de contenidos y venta que se complemente con un plan Social Media, donde promocionar los post.

CTA

Además, todo este desarrollo y aplicaciones web deberían ser gestionadas por un equipo de desarrollo que trabaje alineado con diseñadores gráficos y content strategist para crear plataformas realmente potentes que favorezcan la conversión.

Por otro lado, trabajar la comunicación interna y externa también será responsabilidad de este departamento.

Lo digital ha multiplicado exponencialmente la habilidad de conectarnos

El trabajo del departamento de Recursos Humanos

La comunicación interna, tal y como apuntábamos en el apartado anterior, juega un papel importante también en la estrategia de RRHH. Por lo que la coordinación de ambos departamentos en este sentido jugará también un papel importante.

Otros objetivos del departamento de RRHH:

  • Implantar redes sociales corporativas.
  • Capacitar en trabajo colaborativo y gestión de proyectos.
  • Potenciar el liderazgo abierto.
  • Desarrollar una cultura de experiencia de cliente.
  • Definir nuevas estrategias de employer branding y reclutamiento y selección 2.0.
  • Impulsar una organización centrada en el cliente.
  • Alinear la tecnología y los procesos con los cambios.
  • Redefinir el modelo organizativo para situar al cliente en el centro.
  • Implicar a los ejecutivos y líderes.
  • Integrar una nueva cultura en toda la organización.
  • Medir los cambios con métricas adecuadas.
  • Identificación de KPIs y creación de los cuadros de mando necesarios.

Entonces, ¿qué debo cambiar? ¿Por dónde empezar?

proyecto-transformacion-digital

Hemos decidido mostrarte los 7 puntos clave en los que deberías trabajar en un primer nivel, según ha publicado el Diario Expansión. Cuando los tengas superados, podrás ir adentrándote en más cambios. Hoy por hoy todo apunta a que el cambio será eterno/infinito/inmortal/ilimitado…

1. Mobile For Ever. Que tienes que estar en Internet ya lo sabes, pero que tienes que estar en móvil es ya una necesidad.

“El 70% de usuarios accede a Internet a través del móvil”.

2. Conocimiento digital. Como decíamos al principio del post, lo principal es que las personas que integran una compañía se suban al tren de la digitalización y aprendan. Según Enrique Burgos, consumer digital manager de Coca-Cola Iberia, “es muy importante que las empresas compartan tiempo con emprendedores y startups”.

3. Reputación. Tanto el cliente como el empresario adquieren un valor añadido, por lo que hay que cuidar la estrategia de comunicación bidireccional.

4. Marca. La conversación de la comunidad online en torno a la marca de una empresa es cada vez mayor, sobre todo en canales online; por lo que cuidar una estrategia de comunicación online con el cliente será otro de los objetivos clave de esta transformación.

CTA 2

5. Big Data. Medir todo con KPI, cuadros de mando o sistemas de analítica nos ayudará a readaptar nuestros objetivos y estrategias en base a nuestro público, con la intención de ser cada vez más accesibles al consumidor.

6. Innovación. La innovación surge tanto de la práctica de test A/B como de las ideas que se generan en los departamentos creativos y de trabajo.

7. Contenido. Da igual el formato (infografías, vídeos, artículos…), tanto los empleados como tus clientes buscan contenidos, información. Quieren saber siempre más. Ofrécelo.

 

Sin duda, este tema nos da para seguir escribiendo sobre él y sobre todas las áreas de mejora. Por eso en el próximo post te contaremos cuáles son las fases que conlleva un proyecto de transformación digital para que puedas llevar el tuyo con mayor garantía de éxito. No obstante, puedes contar con Kybalion para que seamos nosotros quienes lo gestionemos. ¿Qué, te atreves tú solo con el cambio?