Las tres fases clave de un proyecto de transformación digital

Los que no puedan mantener el ritmo de la revolución tecnológica, se encontrarán con que ellos mismos se han vuelto obsoletos.

Katherine Neville, escritora y fotógrafa estadounidense.

 

Y así es. El mundo digital avanza deprisa y ya es el mundo real. Subirse al carro de la transformación digital es solo el principio y una gran revolución tecnológica y social. ¿Quieres saber cómo hacerle frente desde el principio?

Hemos preparado una infografía que cuenta de manera visual las 3 fases que conforman un proyecto de transformación digital: gestión del cambio, diseño de la estrategia y evolución e integración de nuevas maneras de interconexión.

Infografía_transformación_digital

¡Descarga la infografía completa!

Gestión del cambio

Concienciación: La organización al completo ha de ser consciente del cambio al que se enfrenta, pero son verdaderamente los altos cargos los que deberán concienciarse y predicar la transformación digital. Ha de ser un proceso transversal donde se active la digitalización en todas las áreas que estratégicamente lo necesiten.

Compromiso: Una manera de demostrar compromiso real en el proceso de trasnformación digital es contar no sólo con los stakeholders internos, sino también con agencias o empresas externas que puedan ayudar a fomentar e implantar las nuevas tecnologías.

Dirección: Debido a la rapidez con la que se extiende este fenómeno de la transformación digital, surgen nuevos puestos de dirección que, sobre todo, las grandes empresas deberían cubrir. La revista ORH nos muestra algunos en este artículo.

Definición de la estrategia

Implantar: Nadie puede saber a ciencia cierta cuál será la mejor estrategia para la transformación digital de tu empresa, por eso es conveniente realizar los dos siguientes pasos, cada vez que se realice una implantación.

Automatizar: Las nuevas tecnologías permiten automatizar multitud de procedimientos. Aprovéchalo para que puedas sacar partido de otras áreas que requieran la totalidad de tu foco.

Analizar: Normalmente los procesos automatizados se pueden medir. En realidad, todas las estrategias digitales se pueden medir así que no te despistes, para dar con la estrategia perfecta necesitarás analizar métricas que te ayuden a prever resultados futuros, nuevas oportunidades o amenazas.

Integración y evolución

Integrar: La integración de todas las estrategias y canales es primordial para el proceso de trasnformación digital. Al igual que os hemos dicho en otros post que el marketing este 2016 y 2017 es omnicanal, la digitalización también lo es.

Perfeccionar: Una vez la transformación esté terminada, no hay que pararse. Hay que seguir evolucionando y perfeccionado nuestros sistemas de comunicación: empresa – cliente, empressa – empleado, empresa – stakeholders.

Aliarse: Ahora más que nunca se lleva el partnership. No creas que eres más débil por necesitar más servicios externalizados. Como en la guerra, las nuevas alianzas te harán más fuerte.

CTA 3