Valores de marca

Los valores de marca están de moda. ¿Cómo transmitirlos?

Los valores son el motor del pensamiento del ser humano, por eso, detrás de cualquier compañía deberían existir valores de marca con los que los usuarios puedan identificarse. Establecer esos valores es un paso previo que guiará a la empresa tanto en sus actuaciones, como en sus decisiones de negocio o sus relaciones con clientes y trabajadores. La clave es que exista una coherencia entre lo que pensamos y lo que demostramos a nuestros clientes.

Si quieres saber por qué los valores de marca son tan importantes, trucos para definirlos correctamente y cuestiones a tener en cuenta a la hora de hacerlos llegar a los usuarios, sigue leyendo. 

El valor de los valores de marca

Los productos no existen en el vacío, sino en un contexto con el cual los consumidores se relacionan constantemente. Por eso, no vale con tener un producto diferenciador, a eso hay que añadir valores diferenciadores con los que nuestros clientes puedan verse identificados.

La sociedad está constantemente buscando motivos para conectar. Si tenemos en cuenta que las marcas las crean personas y que van dirigidas a personas, que tratamos con seres sociales, ¿por qué no dirigirnos a ellos como tal? Con los valores de marca ofrecemos a los consumidores algo con lo que sentirse reflejados más allá de un producto atractivo.

De esta forma, el futuro pasa por asociar a las marcas no con sus productos, sino con el grupo de compradores que los adquieren y que se ven reflejados en los valores de la empresa, extensibles a todos sus productos.

Valores de marca

¿Cómo deberían ser estos valores?

La teoría es muy sencilla: cualidades con las que los clientes puedan sentirse identificados, obviamente positivas… pero en la realidad práctica puede no resultar tan fácil. Aquí van algunos consejos:

  • Una lista de 20 valores no hará más que restarles importancia.

Conseguir establecer 4 o 5 valores bien definidos, cortos y fáciles de recordar es el primer objetivo a alcanzar. Esto nos ayudará a tenerlos siempre presentes.

  • Que describan lo que hace que la compañía sea única, es decir, deben ser diferenciadores y trascendentales.

No va a reportar ningún beneficio concreto a la empresa ni va a conseguir conectar con el público un valor general o simplemente positivo. La bondad o la fiabilidad deberían ser inherentes a cualquier empresa. ¡Ten personalidad! ¿Cuáles son las características que diferencian a tu negocio de la competencia? Fíjate en ellas y construye los valores de marca a su alrededor.

  • Deben ser atemporales.

Los valores sirven para que los consumidores se identifiquen con ellos y creen una relación con la marca. Por querer abarcar más público o modernizar la imagen que transmitimos a veces perdemos nuestro engagement, es decir, eliminamos el motivo por el que la persona nos prefería ante nuestra competencia. Para evitar esto, los valores de marca deben ser cuanto más atemporales mejor.

  • Recuerda que no son nada esotérico ni místico, sino que tienen repercusiones concretas.

Son el pilar vertebrador de las decisiones que tienen que ver con cómo actuar y cómo hacer las cosas en tu negocio, por eso hay que darles la importancia que tienen y pensar en que su aplicación sea realmente factible.

  • ¡Sé valiente!

Son las decisiones valientes y comprometidas las que generan un mayor impacto en el consumidor. Pueden no suponer el camino fácil, resultar un riesgo añadido para la corporación o entrañar un coste con el que no se contaba en un principio, pero son ese tipo de valores los que segmentan más a la población y los que generan un mayor sentimiento de atracción.

Valores de marca

  • Sobre todo, sé coherente.

Invertir un esfuerzo en establecer estos valores está muy bien, pero si no los tienes en cuenta en la toma de decisiones y en acciones concretas, no habrán servido de nada. Las contradicciones crean desconfianza en el consumidor y pueden provocar un rechazo por su parte.

¿Cómo hacerlos llegar?

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de hacer llegar al público nuestros valores de marca son los propios valores. Estos deben ser reales y dar lugar a acciones reales. No se trata en este caso de comunicar, sino de demostrar.

Todas las acciones de una compañía deben ajustarse a sus valores de marca. Desde el logotipo, la tipografía, los colores hasta la disposición de los establecimientos o los packagings, todo habla de ti y de los valores que quieres expresar.

  • Las redes sociales son el nuevo centro de reunión del s. XXI.

Si el objetivo es crear engagement y generar relaciones emocionales con nuestra marca, ¿dónde mejor? Cuidar lo que transmitimos a través de nuestras publicaciones y el ambiente que se genera en los perfiles es fundamental.

Valores de marca

  • Los influencers han cambiado totalmente el panorama del marketing actual.

Aportan confianza y credibilidad, pero su elección debe hacerse con cuidado. Si un día muestran el producto de una marca y el de otra al día siguiente con valores contradictorios puede resultar más perjudicial que beneficioso. La coherencia es clave en este tipo de acciones, por eso, los influencers deben convertirse más en embajadores de una marca, un reflejo de los valores que estas defienden, que en meros instrumentos de publicidad. Está en manos de ambas partes, empresas e influenciadores, escoger las colaboraciones con cuidado y establecer relaciones personales con las que averiguar los valores compartidos.

  • Piensa en el packaging no solo como una forma de proteger los productos sino como otra vía para transmitir los valores de marca.

Es lo primero que ve el comprador, sobre todo en el e-commerce, y por lo tanto una parte importante de su primera impresión sobre la empresa. Por ejemplo, si uno de los valores vertebradores de tu negocio es el respeto por el medio ambiente, un artículo envuelto en numerosas capas de embalajes de plástico no es coherente y enviará al consumidor un mensaje contradictorio.

  • La disposición de un local también puede ser reflejo de lo que ofreces como marca.

Por ejemplo, ¿en qué se diferencia Starbucks del resto de sus competidores? En su valor de marca fundamental: tomarte un café como si estuvieras en casa. ¿Cómo lo consigue? Con una iluminación cálida, mobiliario cómodo, tazas grandes, buena conexión a internet…

Valores de marca

  • Toda tu imagen de marca es un reflejo de los valores que quieres transmitir.

El logo es uno de los puntos clave: las figuras, la tipografía, los colores.  ¿Imaginas un banco representado por una máscara de carnaval?, ¿es el misterio un buen valor para relacionarlo con una entidad que debe trasmitir sobre todo confianza? ¿Es el rojo, el color de la pasión y de la llamada a la atención, un buen color para un servicio de salud? Todos son aspectos a tener en cuenta.

Trasmitir estos valores de forma efectiva es importante de cara a los consumidores pero también de cara al público interno. Los trabajadores y colaboradores de una empresa son sus mejores embajadores. Nos adentramos así en el marketing interno, sobre el que hemos escrito hace pocos días en el blog de Kybalion. ¡Pásate para saber más!